Leo Messi vs. Cristiano Ronaldo. Duelo de virtuosos

Leo Messi vs. Cristiano Ronaldo. Duelo de virtuosos

messi-vs-ronaldo

Viena, año 1781. El Emperador José II organiza un duelo musical entre Wolfgang Amadeus Mozart y Muzio Clementi.  Cada uno de los dos virtuosos es invitado a improvisar y a ejecutar selecciones de sus propias composiciones.

Empieza Clementi con un despliegue espectacular de habilidades técnicas que deja a todo el auditorio impresionado. Mozart, sin embargo, rehúye el combate técnico e improvisa 12 variaciones de una sencilla canción popular francesa (conocida como “Campanilla del lugar” en su traducción al español) con una sensibilidad que emociona a los presentes. El Emperador decreta un empate entre ambos.

Más tarde Clementi declaró: “Hasta entonces nunca había escuchado a nadie tocar con tal espíritu y elegancia.” No obstante, Mozart escribió en una carta a su padre: “Clementi toca bien (…) Por lo demás, su gusto y su sentimiento no valen un cruzado. En resumen, es un simple mecánico.” Mostrando una evidente falta de humildad, Mozart quería remarcar su superioridad a nivel creativo.

Messi y Cristiano no se enfrentan entre ellos en duelos individuales, al menos de forma directa. Su trabajo tampoco consiste en emocionar a la audiencia, aunque lo hacen, sino que se trata de marcar goles y ganar títulos. Aún así, el relato anteriormente presentado nos sirve de paralelismo para comparar a ambos, ya que los dos han llegado a lo más alto al igual que Clementi y Mozart lo hicieron al piano. (El nombre de Clementi no nos suena como el de Mozart, pero para muchos era considerado el pianista virtuoso más grande de su época).

¿Quién se parece más a Clementi y quién a Mozart? ¿Por qué motivo?

Cristiano Ronaldo es un jugador de movimientos más mecanizados. Su estilo se encuentra significativamente encorsetado por un gran nivel técnico (tal y como imitaba cómicamente el expresidente de la FIFA Joseph Blatter). Tiene una gran obsesión por controlar y preparar al detalle todos aquellos aspectos que pueden influir en su rendimiento (comida, descanso, entrenamiento personal…). Es todo este escrupuloso trabajo, sin olvidar su talento y ambición, lo que le ha llevado a ser un nº1. Por este motivo, Cristiano es un Clementi, es un Larry Bird, un Bobby Fisher, un Rafa Nadal.

Por su parte, el talento natural de Messi parece inabarcable. Su capacidad de creación e improvisación le delatan. Es un mortal tocado por la varita mágica de los dioses. De pequeño ya era un diamante en bruto que, gracias a ser trabajado, consiguió brillar. Así pues, Messi es un Mozart, un Magic Johnson, un José Raúl Capablanca, un Roger Federer.

Quizás ahora estés pensando: “Enric, como se nota que eres del Barça, ¿eh?”  Y quizás sea verdad, pero es que ahora viene lo mejor:

  • Tiene mucho más mérito llegar a lo más alto siendo un Clementi que no un Mozart. Es más fácil brillar cuando ya se nace con un don especial, aunque el don por sí solo no garantiza nada si no se trabaja.
  • Se puede aprender más de los Clementi que de los Mozart, ya que el talento innato no se puede copiar. ¿Qué es aquello que les ha hecho triunfar? ¿De qué forma han conseguido desarrollar sus virtudes?

Y acabo con un vídeo de un futbolista incluso “más Mozart” que Messi. Un jugador de extremo talento y creatividad, con una capacidad para improvisar, emocionar y deleitar el sentido de la vista como ningún otro. Estoy hablando de Ronaldinho Gaúcho:

Date cuenta que, a pesar de su mayor virtuosismo respecto a Messi y Cristiano, Ronaldinho no llegó al mismo nivel de grandeza futbolística, como mínimo durante tantos años seguidos. Y es que no todo es talento en el alto rendimiento. Ronaldinho no tuvo el mismo nivel de compromiso, constancia y ambición que el argentino y el portugués.

Fuentes consultadas:  Mozart vs Clementi: El duelo, Muzio Clementi (Wikipedia)

Consulta mis datos de contacto o mis servicios de psicología online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.