Guardar la partida

Guardar la partida

guardar-la-partidaEsta expresión la popularizó el escritor Carlos Burgos. Hace referencia a la situación que se suele dar cuando en una pareja uno de los dos miembros pide tiempo al otro.

Cuando jugamos a un videojuego y estamos a punto de adentrarnos en una fase del juego en donde no habíamos estado antes lo que hacemos es guardar la partida y, de esa manera, si nos matan o no nos sale bien la jugada siempre podemos volver al punto inicial.

Pues bien, nos guste o no, una situación similar se da en las relaciones de pareja. Detrás del “necesito un tiempo” a veces suele haber una nueva ilusión por otra persona. Pedir tiempo a la pareja permite explorar ese terreno desconocido y, en caso de que la cosa no salga bien, volver al punto de partida como si se tratara de un videojuego. Esa solicitud de tiempo puede ir acompañada de un “estoy agobiado/a”, “tengo problemas en el trabajo, etc.”, que también pueden ser reales y que sirven para hacer más digerible la demanda.

No creo que se tenga que criticar esa actitud en el caso que se dé. Tenemos que comprender que dejar una relación definitivamente no es nada fácil. No es fácil romper con los vínculos creados, aunque se sienta que la relación no es del todo satisfactoria. Además, el hecho de estar en pareja ofrece para mucha gente una serie de ventajas (compañía, sexo, estatus social) que hacen que sea muy difícil dejar la relación si no se tiene una nueva pareja que permita seguir disfrutándolas.

En definitiva, da igual si este es el motivo que ha llevado a una de los miembros de la pareja a pedir un tiempo. Si es así lo importante es comprender que en el fondo de la cuestión hay una insatisfacción más o menos profunda con la relación, y que la aparición de una tercera persona ha actuado como catalizador de la ruptura de algo que ya no funcionaba del todo bien.

¿O preferirías que tu pareja siguiera contigo a pesar de que no se sintiera satisfecho/a con la relación?

Quieres hablar conmigo sobre algún tema? Consulta mis datos de contacto o mis servicios de psicología online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.